Síguenos en:

Eligiendo al tatuador adecuado

Encontrar un buen tatuador es la mayoría de las veces tan difícil como necesario. Ya sea por estar hecho a partir de un diseño precario, por haberse tatuado pobremente, o por tener un proceso de sanación problemático, un mal tatuajes es algo que quieres evitar. Si este es tu caso, lee la siguiente guía para aprender un buen método para encontrar al mejor tatuador para tí.

Hayas elegido o no el diseño para tu próximo tatuaje, encontrar al tatuador que lo realice es una búsqueda que deberás llevar a cabo. En los próximos párrafos encontrarás algunos puntos a tener en cuenta para ayudarte a estar mejor preparado a la hora de tomar tu decisión.

Un buen comienzo es decidir algo acerca del tatuaje que quieras hacerte. El mejor consejo es no tatuarse si no se tiene bien claro qué diseño se quiere. Si no estás 100 % seguro de que quieres un tatuaje específico, no te tatúes.

Para poder elegir a conciencia tu tatuaje, puedes empezar acotando las opciones, seleccionando un estilo que te agrade. Por ejemplo, pueden gustarte los diseños biomecánicos y los de la vieja escuela, y aparte de éstos, también los tatuajes japoneses. En este caso, ya has elegido un par de estilos que te gustaría tatuarte y has dejado de lado otros que no. A menos que algo te haga cambiar de opinión acerca de esto, ya tendrás resuelto un importante asunto que te ayudará a elegir no sólo tu próximo tatuaje, sino también su tatuador.

Una vez que tengas claro qué estilo te gusta, puedes comenzar a buscar en la red tatuadores y estudios de tatuajes (preferentemente, artistas especializados en el estilo que elegiste). La búsqueda de este tipo de artistas en internet puede ser un tanto engañosa, así que debes mantener los ojos bien abiertos y prestar mucha atención a lo que otros digan acerca de las personas que estás investigando. Un buen comienzo es poner en la búsqueda de Google (en el caso, por ejemplo, de que vivas en Toronto) “tatuador(es) Toronto” o “estudio(s) de tatuajes Toronto”. Esto arrojará una lista de tatuadores/estudios cercanos a tu localidad, y puede incluso mostrar un link a Google Maps, de donde puedes obtener información acerca de las distancias y el tiempo de viaje.

Pero esta búsqueda por sí misma no bastará para informarte acerca de la calidad de los estudios, sus artistas, y más importante aún, su trabajo. Una buena idea es revisar el sitio web del estudio en cuestión para sondear cómo se ve. Si se ve profesional o no, tal vez no te diga con exactitud cómo trabaja la gente allí, pero seguramente te ayudará a tener una buena idea general, sin mencionar la mejor información a que podemos tener acceso mediante el sitio web: su portfolio. Si el portfolio o carpeta se muestra en la página, definitivamente puedes tener idea de cómo trabajan los tatuadores.

Sin embargo, muchos “pseudo artistas” roban imágenes de otros artistas y lo muestran como parte de su propio portfolio, de modo que este último paso no servirá de mucho por sí mismo. Lo que necesitas es averiguar si el artista en el que estás interesado es quien dice ser, y el mejor lugar para lograr esto son los foros.

Los foros de tatuajes usualmente tienen a muchos miembros experimentados que pueden darte referencias acerca de ciertos tatuadores/estudios, e incluso pueden recomendarte otros. Esta información puede ser vital para tomar una decisión siempre y cuando el usuario del foro sepa lo que está diciendo. Muchas personas (la mayoría inexpertas) pueden pensar que un tatuaje malísimo se ve estupendo, lo cual es justamente el tipo de consejo que quieres evitar tomar. Recolecta tantas opiniones como puedas, y verifica la reputación, número de mensajes escritos y perfil de las personas que los dan.

Con toda esta información, ya estás listo para hacer algunas llamadas. Levanta el teléfono (o ve personalmente) y habla con los artistas preseleccionados. Conversa un poco sobre la idea, qué estilo te gusta, cuáles son los posibles lugares de tu cuerpo en donde hacerte el tatuaje, que debería tener tu tatuaje y qué no, cuáles colores te gustan, etc. Estos pasos son de suma importancia, ya que debes sentirte cómodo hablando con tu tatuador; de lo contrario, tal vez quieras considerar otras opciones. Por otra parte, evita cualquier estudio que no tome las medidas higiénicas apropiadas.

Habiendo hecho todo esto, puedes considerarte listo. Si aún no tienes un diseño, puedes dejar que el artista cree uno para ti (esto por lo general es lo más recomendable, porque los verdaderos artistas son expertos en este campo). Los artistas cobran por su tiempo y diseñar un tatuaje toma tiempo, pero considerando que esto es algo que llevarás de por vida, debes estar preparado para invertir dinero tanto en el diseño como en el proceso de tatuarte.

Al seguir estas pautas estarás más cerca de encontrar un tatuador que no sólo trabaje bien y tome las medidas de higiene apropiadas, sino que también se lleve bien contigo. Y cuando esto sucede, puedes estar seguro de que tu tatuaje, así como el proceso de hacértelo, será lo mejor que hayas podido hacer.

Javier Pietra
Buenos Aires, Argentina
Inicio|Enviar diseño|Contáctanos|Enlázanos|Política de privacidad
Artículos