Síguenos en:

¿Qué tener en cuenta antes de tatuarme?

Es común, que a la hora de pensar en hacerte un tatuaje, surjan ciertas dudas o incertidumbres que te dificulten la tarea. Por ello, es importante que tengas en consideración, ciertos aspectos básicos que te ayudarán a tomar una buena decisión.

Si estás pensando en tatuarte pero tienes dudas al respecto, recuerda que antes de pasar por la aguja hay que tener en cuenta ciertos aspectos básicos:

  • Elegir la mejor combinación entre diseño y tamaño del tatuaje: existen incontables motivos para estamparse la piel: dibujos, letras, tribales... sin embargo, no cualquiera quedará bien en cualquier tamaño. La regla es, mientras más pequeño quieras que sea tu tatuaje, más sencillo debería ser el motivo elegido. Esto es simplemente debido a que los dibujos complicados se distinguirán menos mientras menor sea la superficie dedicada a ellos; es decir, si un dibujo tiene muchas líneas y el tatuador debe hacerlo a una escala muy pequeña, dos líneas pueden llegar a convertirse en una, o un punto puede llegar a ocupar mucho más espacio proporcional que en el dibujo original. Así, el diseño probablemente se desvirtuará y el resultado no será el mejor.
  • Elegir la parte del cuerpo más adecuada: existen ciertas "zonas de riesgo" que conviene evitar, las más comunes son los glúteos, el abdomen, los pechos, y en algunos casos los bíceps. ¿Por qué? Porque estas partes son las que más tienden a variar en tamaño: si se engorda, si se adelgaza, si se gana masa muscular, o se pierde... al cambiar de tamaño dicha parte del cuerpo y estirarse o contraerse la piel, el diseño puede perder su forma original. Si se eligen este tipo de zonas, lo más conveniente es hacerse un dibujo sencillo, por ejemplo un tribal, y evitar sobre todo dibujos de caras o cuerpos. También ten en cuenta la cuestión del vello; pues para tatuarte te afeitarán y cuando vuelva a crecer el vello puede que arruine tu diseño.
  • Tener siempre en cuenta que un tatuaje es una marca permanente: si bien existen diferentes métodos de remoción de tatuajes (más adelante examinaremos varios de ellos), al quitarse un tatuaje la zona en cuestión puede sufrir cambios como hipo o hiperpigmentación, o la tinta puede no desaparecer en su totalidad y dejar manchas indeseadas y poco estéticas. Es extremadamente difícil que la zona quede como si el tatuaje nunca hubiera existido.
  • No elegir el diseño a la ligera: muchas veces este es el motivo por el cual después de cierto tiempo se opta por su eliminación. En general, se estará más satisfecho si el tatuaje tiene algún significado personal, si expresa algún aspecto de la personalidad de su portador, o de sus ideas, metas, gustos, convicciones.
  • No beber alcohol antes de tatuarte: esto podría provocar sangrado excesivo.
  • Siempre tener en cuenta el aspecto sanitario: esto es seguramente lo más importante a pensar al tatuarse, uno debe asegurarse ANTES de dejarse pinchar por una aguja de que las condiciones de limpieza del lugar y los instrumentos y las medidas higiénicas del personal sean las apropiadas. Las jeringas deben ser sacadas de su envoltorio hermético a la vista del cliente, el personal debe usar guantes de látex , el lugar debe estar totalmente higienizado y debe inspirar confianza. Recuerda que puedes contraer graves enfermedades si las condiciones no son adecuadas: hepatitis b, hepatitis c, infecciones bacteriales y micosis, reacciones alérgicas, lesiones malignas como el melanoma y el cáncer de piel, lepra, psoriasis e incluso HIV. Es de vital importancia no tomar estas precauciones a la ligera, pues tu salud y tu vida están en juego.

Por último, recuerda que si no estás del todo seguro, no hay por qué apresurarse... y si lo estás, ten en cuenta de aclarar todas tus dudas antes de decidirte, y, una vez más, y como punto más importante, de observar con sumo cuidado todas las medidas de higiene correspondientes. Suerte!

Javier Pietra
Buenos Aires, Argentina
Inicio|Enviar diseño|Contáctanos|Enlázanos|Política de privacidad
Artículos